• CREA, DESCUBRE Y COMPARTE OPORTUNIDADES

    REGÍSTRATE EN LEYALDIA.COM

    REGISTRARME
  • Sergio Arboleda
  • Sergio Arboleda
  • Prisma Abogados

  • Casos en los que se puede distribuir los bienes en vida
  • Conozca las opciones que tiene un acreedor en derecho societario
  • Principales características de la acción de tutela
  • Estas son las obligaciones mínimas de un comprador
  • Ahora solo con orden judicial se podrán ver videos de vigilancia de establecimientos privados abiertos al público
Casos en que no aplica el principio de subsidiariedad de la acción de tutela
Casos en que no aplica el principio de subsidiariedad de la acción de tutela

Una de las características fundamentales de la acción de tutela es su carácter de mecanismo transitorio, lo cual quiere decir, que esta es procedente cuando existan otros medios de defensa para proteger el derecho fundamental vulnerado o violado por la acción u omisión de una entidad, ya sea pública o privada de conformidad con lo señalado por el decreto 2591 de 1991, cuando se pretenda evitar una afectación grave del derecho.


La tutela procede aún cuando existan otros medios para la defensa del derecho fundamental, siempre que la finalidad de interponerla sea evitar un perjuicio irremediable, de acuerdo a lo señalado en el artículo 6° numeral 1° del mencionado decreto el cual señala lo siguiente:


«Cuando existan otros recursos o medios de defensa judiciales, salvo que aquélla se utilice como mecanismo transitorio para evitar un perjuicio irremediable. La existencia de dichos medios será apreciada en concreto, en cuanto a su eficacia, atendiendo las circunstancias en que se encuentra el solicitante.»


Cuando se interponga la tutela existiendo otros medios de defensa y se determine que la finalidad de esta acción es evitar un perjuicio irremediable, debido a que la tutela por tener un procedimiento preferente y sumario evitaría la consumación del perjuicio aludido por la persona afectada, en la sentencia de la tutela el juez de manera expresa debe manifestar la transitoriedad de la orden emitida.


Esta transitoriedad se traduce en que la orden emitida por el juez de tutela, solo tendrá vigencia durante el tiempo que se demore en tomar la decisión la autoridad competente, donde la persona afectada haya iniciado la acción correspondiente.


Por ejemplo, una persona puede demandar a través de una acción de tutela un acto administrativo con el objetivo de evitar un perjuicio irremediable, si en el fallo se decide suspender los efectos del acto, esta decisión solo tendrá efectos hasta que la jurisdicción de lo contencioso administrativa se pronuncie respecto a la nulidad de dicho acto.


Cuando se dicta un fallo de tutela con carácter transitorio, la persona afectada tendrá cuatro meses a partir del fallo para instaurar la acción procedente, sino lo hace cesaran los efectos de dicho fallo.


Fuente: gerencie.com





Últimos Articulos

PROYECTO DE LEY ESTATUTARIA GENERADORA DE DUDA Y CONTROVERSIA

Mayo 17, 2016 | leyAldia.com

PROYECTO DE LEY ESTATUTARIA GENERADORA DE DUDA Y CONTROVERSIA.El proyecto de ley estatutaria que hace tránsito en el congreso de la república; “por medio del cual se pretende desarrollar parcialmente el Acto Legislativo 2 de 2015; reformar la ley 270 ...

REFORMA EN LA POLÍTICA CRIMINAL Y CARCELARIA EN COLOMBIA

Abril 20, 2016 | leyAldia.com

REFORMA  EN  LA POLÍTICA CRIMINAL Y  CARCELARIA  EN COLOMBIA La Honorable Corte Constitucional, mediante sentencia, determino que el Congreso de la República está obligado dentro de un término perentorio no superior a 6 meses,  a generar una reforma que evite el ...